Ayuda

Preguntas de Uso Frecuente

Contacto Directo

De acuerdo a la/s patología/s que usted presente y teniendo en cuenta sus gustos y preferencias, nuestros menúes se puede modificar con la ayuda de nuestra nutricionista. Ofreciéndole almuerzos y/o cenas totalmente únicos y personalizados para su caso particular.

Puede elegir el menú de nuestra carta o bien, nosotros le armemos una dieta variada y balanceada semanal acorde a su caso, como usted prefiera.

La mayoría de nuestros menúes se cocinan al horno y utilizando rocío vegetal (no usamos grasas de ningún tipo, ni manteca o margarina). Todo 100% SANO. Por lo tanto, no hay frituras en nuestras preparaciones.

Usamos aceite de arroz de alta calidad solamente para algunos menúes puntuales de los tradicionales que nos piden a gusto (papas fritas por ejemplo que también las podemos hacer al horno con rocio vegetal).

Es echo a su medida. Nos diferenciamos porque somos la única empresa que elaboramos cada pedido de forma totalmente personalizada.

Cada vianda va con etiqueta conteniendo: su nombre, fecha de elaboración/vencimiento (tanto para heladera como freezer) y descripción del menú elegido por usted para su mayor seguridad.

Para todos los casos se adaptan a su paladar (esta sujeto a sus gustos personales y/o restricciones particulares).

Tenemos la flexibilidad de que si hay algún ingrediente de determinado menú que no le guste lo podemos suprimir o sustituir.

SI. Contamos con una amplia variedad de platos para cada día de la semana (Almuerzo y Cena). Además, nuestro servicio se adapta al paladar del cliente (si desea la comida sin sal, al horno, etc).

Simplemente nos indica como las desea y nosotros se las preparamos.

Le proponemos la opción de armar su menú a gusto en base a nuestra propuesta amplia en variedad y calidad (en total tiene más de 170 opciones): Vea Nuestro Menú O si lo desea, nosotros le armamos un menú variado y balanceado. Sugerimos siempre que trate de seleccionar una propuesta variada y balanceada para que no se aburra de comer siempre lo mismo y ademas para cubrir sus necesidades nutricionales.

Lo que usted pida, será lo que va a recibir: a su gusto.

Dentro del núcleo familiar, cada uno puede encargar algo distinto para comer en su almuerzo y/o cena de cada día.

Por ejemplo, en la pareja uno puede pedir menúes tradicionales, el otro Light, la hija Vegetariano, el abuelo Gourmet, etc.

No solemos usar sal común (a no ser que el cliente lo desee).

Disponemos de una amplia variedad de sales especiales para reducir el nivel de sodio de su organismo:

Sal Light (con 66% reducida en Sodio)

Sal Sin Sodio (Sustituto de la Sal)

Sal de Ajo

Además los menúes se elaboran con condimentos especiales y variados, dándoles un toque exquisito y sofisticado.

Si esta dentro de [email protected] que desean bajar de peso sin pasar hambre; asiste a alguna clínica de adelgazamiento y/o necesita alimentarse según dietas indicadas, esta en el lugar correcto.

Le recomendamos que vea todos los detalles en Dieta – Bajar de Peso

NO hacemos envíos por unidad, solo por cantidades (mínimo pack de 7 comidas por envío). Entrega semanal, quincenal o mensual. Nuestras comidas son para freezar.

Lamentablemente en varias oportunidades fuimos victima de la inseguridad y sinceramente nos cansamos, hasta tuvimos apunto de cerrar. Por ello, luego de varios dolores de cabeza ante esta realidad penosa y de ser asesorados legalmente, decidimos cambiar la modalidad, trabajar sin venta al publico en mostrador y trabajar solo por encargues (con acceso exclusivo a empleados y proveedores a la planta de elaboración) y entregas exclusivas por nosotros en camioneta refrigerada como siempre. De esta forma trabajamos de forma segura y protegemos a nuestros empleados. Sabemos que podríamos vender 1000 veces mas pero nosotros no pretendemos hacernos millonarios y ante todo preferimos cuidar nuestra seguridad, integridad física y material. Hay varios en el rubro muy conocidos que trabajan de igual manera, es legal y esta bien, cada uno elije como quiere trabajar.

Somos una empresa familiar, nacional y por supuesto legalmente establecida. Por algo tenemos el posicionamiento natural de internet producto de varios años de trabajo, esfuerzo y búsquedas naturales de recomendaciones boca a boca, Testimonios reales de clientes , tenemos boletas y cuenta bancaria lógicamente. Ademas hace años trabajamos de esta forma con esta modalidad de encargues y como nuestros clientes nos conocen y comprenden la realidad que se vive hoy en día (razones obvias de seguridad), reciben sin problemas sus pedidos en sus casas, trabajo o empresas de forma normal y responsable como siempre.

Si usted desea contar con nuestro servicio, vea si se encuentra dentro de nuestras zonas de reparto (sino algún familiar, amiga, compañera de trabajo, etc) y con gusto le llevamos su pedido sin inconvenientes.

Cómo usar nuestras viandas

Apenas termina la cocción y elaboración de su pedido, las comidas son puestas en viandas descartables con tapa herméticas de la mas alta calidad (aptas para microondas) y luego son enfriadas rápidamente en abatidores para disminuir al máximo la pérdida de nutrientes, sabor y texturas como sucede con un congelado lento. Es el mejor método de conservación que existe, no hay otro.
 
Nuestras viandas de comidas saludables son 100% frescas y echas exclusivamente para usted (no trabajamos con stocks ya que cada cliente es diferente, con gustos, patologías y requerimientos distintos). Luego se le da un golpe de frío para que puedan soportar el transporte sin inconvenientes. 
 
Son viandas para freezar, prontas para consumir en el momento que quiera y se trasladan seguras en camioneta refrigerada para no romper con la cadena de frío.

El tiempo máximo de conservación de las viandas en el freezer es de 90 días a partir de la fecha de entrega; a temperatura idónea de congelación de -18ºC.

En Freezer (-18ºc.) : 3 meses 

En Congelador de la Heladera (0-7ºc.): 7 días 

En Heladera (parte baja / media) (0-4ºc.): 
2 a 3 días (posterior al descongelado)

Con su pedido, la primera vez recibirá instrucciones resumidas en una hoja impresa donde se le explicara paso a paso como descongelar la comida correctamente con el método del microondas que es el mas habitual (es bien fácil, cuestión de adaptarse y acostumbrarse). 

– Debe refrigerar las viandas de inmediato al recibir el pedido, ya que no es conveniente romper con la cadena de frío por mucho tiempo. 

– Conservar las viandas hasta 3 meses en el freezer, 1 semana en el congelador o 2 días en la heladera.

– No volver a congelar nunca las viandas que ya haya sido antes descongeladas. 

Algunos clientes mezclan distintos menúes de nuestras viandas logrando combinaciones mas a gusto. Si le sobra un poquito de comida de una vianda por ejemplo, la guarda en la heladera y tenga en cuenta que la debe consumir dentro de las próximas  24 a 48hs en lo posible (posterior al descongelado).   
– NUNCA dejar que las viandas se descongelen a temperatura ambiente

– Es bueno descongelar nuestras viandas antes de calentar para tener un calentamiento uniforme

Para Descongelar, tienes 3 opciones

1) En heladera
2) En agua fría
3) En microondas

Elije la que te resulte mas conveniente.


1) En heladera


Este método es perfecto para las personas que adoran la planificación, pues al menos 24 horas antes saben qué van a comer. Además es necesario revisar la temperatura interior de la heladera, es necesario que esté a unos 4°C porque sino la vianda requerirá de más tiempo para descongelarse. Y tener en cuenta de ponerle un plato debajo del envase para evitar la contaminación de otros alimentos por si perdiese jugo durante el desfreezado.

2) En agua fría

Esta forma de descongelado es más rápida que la anterior pero se necesita prestar más atención. Es necesario asegurarse de que los envases estén bien cerrados para evitar que ingrese agua y se reduzca la calidad de los alimentos o se contaminen por posibles bacterias que pudiesen estar presentes en el agua.

Una vez tomadas estas precauciones, se sumerge el envase en agua fría y se va cambiando la misma cada varios minutos para que se vaya descongelando.

3) En microondas

Esta es la opción más rápida pero es exitosa sólo si se toma la precaución de ir girando la vianda varias veces durante el proceso para evitar que se cocinen los extremos de los alimentos y el centro quede congelado.


Hay que destapar la vianda para que no se dañe. Luego de seleccionar la opción de descongelado del microondas, se introduce la vianda de manera que quede espacio entre ésta y el interior del electrodoméstico para que el aire caliente circule sin problemas, y se va revolviendo la comida varias veces durante el proceso. Eso sí, cuando se termina el desfreezado, hay que recalentarla inmediatamente.

– Resumiendo, para descongelar la comida en el micro, se recomienda hacerlo primero al 25% de la potencia del mismo y luego calentar al 100%.

– Si el microondas tiene menos de 10 años desde su fabricación puede descongelar las comidas en la vianda, sino directamente aconsejamos pasar a un plato apto para micro el contenido de la vianda con el alimento. 


Después proceda normalmente a calentar la vianda 

Habiendo desfreezado la vianda, estas mas cerca de disfrutar de nuestra deliciosa comida, puedes recalentarla cuidadosamente usando microondas, horno, baño María o fuego. 


Ten en cuenta de que al exponer la comida nuevamente a una fuente de calor, vuelve a entrar en proceso de cocción, por lo que debes estar atenta/o para que el tiempo de recalentado sea lo mínimo posible en lograr la temperatura deseada y el proceso, lo menos invasivo y lo más seguro posible.

Técnicamente, para evitar la reproducción indiscriminada de las bacterias y por ende la contaminación, hay que recalentar los alimentos dentro de la hora en que se lo retira de la heladera, y durante el recalentado se debe alcanzar una temperatura mínima de 74°C en el centro de la vianda. A la mesa debe llegar con una temperatura mayor a 60°C, pero por favor no tan caliente como para quemarse la lengua.

Si bien los envases de nuestras viandas son aptos para microondas, se recomienda utilizar para el calentado de las mismas un plato apto para micro, recipiente de vidrio o cerámica o barro (correctamente higienizado), limpio al volcar la comida para evitar el intercambio de bacterias que pudiese haber entre diferentes tipos de alimentos.


Cada método tiene sus pros y sus contras, lo mejor es elegir el que resulte más práctico y con mejores resultados.


Para calentar tienes 4 opciones: 

1) Microondas

2) Horno

3) Baño María
4) Al fuego

Elije la que te resulte mas conveniente.


1) Microondas

Es la manera más rápida de recalentar la comida, al igual que en el descongelado, hay que ir revolviendo la comida para que se uniformice la temperatura. Lo bueno de este método es que permite mantener encerrado el calor húmedo que se genera cerca del alimento, por lo que es muy efectivo para matar algunos posibles microorganismos causantes de enfermedades.

Se recomienda recalentar la comida en un plato apto para micro sea de cerámica o de vidrio limpio aunque los envases sean aptos para microondas. Si se prefiere el mismo hermético, hay que destapar la vianda para evitar que haga vacío y se dañe. Para no ensuciar el micro se puede apoyar (no cerrar) la tapa u otro plato.


Pero, ¿cuántos minutos y a qué potencia? Si la vianda está presentada en trozos pequeños, lo mejor es una alta potencia durante pocos segundos para evitar que la comida se reseque. Si tiene trozos grandes, lo ideal es utilizar potencia media y aumentar algunos minutos el proceso. No hay que olvidarse de ir revolviendo la comida durante el recalentado y, una vez finalizado, hay que dejarla unos segundos dentro del microondas para que la temperatura sea uniforme en todo el plato.


– Resumiendo, calentar la comida (ya descongelada) por 2 o 3 minutos a potencia máxima. Luego revolver un poquito ya que a veces en el centro queda un poquito fría y volver a calentar en caso de ser necesario, un minuto más.



2) Horno

Es una de las formas más efectivas y menos usada, aunque requiere de más energía si de hornos convencionales se trata.
Aquí sí o sí hay que usar un recipiente limpio y apto para el calor: plato resistente, cazuela de barro o de cerámica, asadera, pero jamás el envase en que se reciben las viandas.
La temperatura debe ser muy baja y la comida debe estar tapada para que conserve la humedad. El horno calentará el recipiente de manera uniforme, que trasladará el calor al alimento. En horno eléctrico, se recomienda ponerlo en grill.

Dependiendo de las instalaciones, se sugiere revolver la comida al menos una vez durante el proceso para lograr una temperatura uniforme.



3) Baño María

Es la manera de recalentado menos agresiva de todas para el alimento, pero hay que tenerle paciencia.
Ya sea se realice dentro del horno o sobre la hornalla, se debe trasladar la vianda desde el envase a un recipiente limpio y apto para el calor: plato térmico, cazuela de barro u olla más pequeña, y taparlo para que conserve la humedad y el mismo vapor caliente la comida.

Y, para que el proceso sea más rápido, es conveniente ir revolviendo o girando el alimento. Una vez en la temperatura deseada, hay que ser cuidadosos para no quemarse al tocar el recipiente, y apoyarlo sobre una rejilla o una madera luego de secar la base.

4) Al fuego

Este método es casi tan rápido como el microondas, pero hay que estar muy atentos para que no cambie la composición de la vianda y no se queme la comida.
Cuando se pasa del envase a la olla, hay que agregarle no más de una cucharada sopera de agua, caldo, crema o jugo de limón y calentar la vianda a fuego bajo hasta llegar a la temperatura deseada. Y para aprovechar el calor y que no se pierda la humedad, lo mejor es tener la olla tapada, revolviendo cada tanto para reducir el tiempo de recalentado.

Luego hay que servir y disfrutar.

Agregar agua o caldo: la mayoría de las comidas, sobre todo las pastas, el arroz, los granos y las raíces, absorben líquidos al refrigerarse. Antes de recalentarlos, especialmente si se usa el microondas, es conveniente rociar un poco de líquido sobre la superficie, ya que al calentarse se convierte en vapor y ayuda a hidratar la comida, previniendo que se reseque más.

Carnes: los pedazos más chicos o más finos se recalientan más rápido y más uniformemente que los más gruesos, por lo que es mejor colocar lo que tarda más en los costados para que tomen más calor. Si las carnes están secas, lo mejor es añadirles alguna salsa, caldo o agua para aumentar su humedad.


Vegetales: en general se recalientan sin problemas cuando tienen suficiente salsa. Los que tienen mucha fibra, como el apio o el brócoli, por ejemplo, pierden la textura si se los calienta en exceso.

Puede colocar la vianda con la sopa en la heladera la noche anterior y luego que se deshiele la pasa a un plato y calienta en una olla o en el micro. 

O bien quitar de la vianda la sopa (que esta con forma de bloque sin descongelar), colocarla en una olla y a fuego medio que se valla descongelando. 

Las ensaladas que más pierden su textura y sabor original, son aquellas que contienen tomate, lechuga y pepino. El resto de los ingredientes que usamos en nuestras ensaladas, no tienen inconvenientes. 

De todas maneras muchos de nuestros clientes las prefieren igual, es cuestión de gustos personales.  

Al ser un producto delicado y frágil, le conviene consumirlas en las primeras semanas, porque el frío intenso hace que pierdan su textura y sabor original. El frío fija los sabores y recocina las verduras al mismo tiempo (no se echan a perder a no ser que usted rompa con la cadena de frío). 

Por lo tanto, si nota un sabor levemente diferente, es porque el frío lo altero. Es algo normal y universal que sucede en todos los alimentos cuando se congelan. 

Nosotros solemos echarle aceite de oliva y usted le agrega sal y condimentos a gusto. 

Lo que puedes es algo bien sencillo y como hacen muchos de nuestros clientes, usar un bolso térmico. 

Son bien económicos y te va a servir para otras ocasiones. 
Uno ideal para nuestras viandas es como el de la foto, de estos venden por todos lados (mercado libre, tiendas, bazares y hasta en los supermercados). 


Con el bolso no tendrás inconvenientes ya que entran hasta 14 viandas y la comida se te conservara perfectamente hasta que llegues a tu casa.

Caso similar al anterior, lo ideal es usar un bolsito térmico tipo lunchera. También venden en muchos lugares y la vianda se te conservara perfectamente hasta que llegues a tu trabajo y la puedas dejar en una heladera. O bien la dejas dentro de la lunchera y un buen tip es llevar con una botellita de agua congelada para ayudar a que mantenga mejor la temperatura. 

En este caso, muchos de nuestros clientes utilizan conservadoras (como las que se usan para ir de camping), hay muchas opciones, marcas (igloo, coleman, etc) y tamaños según tus necesidades. Se puede usar hielo o gel refrigerante. También existen heladeras portátiles o conservadoras eléctricas de 12V y 110V que se conectan al vehículo, en fin hay varias opciones según tu bolsillo.